A medida que las empresas se expanden, normalmente necesitan escalar sus redes de TI, para poder acceder a una gama más amplia de capacidades. Por desgracia, algunas empresas pasan por alto las actividades de gestión adecuadas, las necesidades de seguridad y los requisitos de optimización del rendimiento. Comprender los pasos de la auditoría de red, aprovechar una lista de comprobación de auditoría de red completa y utilizar herramientas de auditoría de red puede ayudar a su empresa a obtener visibilidad de los posibles problemas. Esto significa que los problemas se pueden rectificar antes de que causen tiempo de inactividad y afecten al rendimiento de la empresa.

Las herramientas de auditoría de red y el software de auditoría de red pueden ayudarle a agilizar y automatizar los pasos de la auditoría de red, ayudar a la gestión del cumplimiento de la red y a la supervisión del cumplimiento de la red, y aumentar la productividad general. Esta guía responderá a la pregunta: ¿Qué es la auditoría de red? Incluye una visión general del proceso y una lista de comprobación de la auditoría de red, seguida de una clasificación de las mejores herramientas de auditoría de red que existen actualmente en el mercado. En general, SolarWinds® Network Configuration Manager (NCM) encabeza la lista como la solución más avanzada y fácil de usar.

¿Qué es la auditoría de red?

La auditoría de red se refiere a las medidas colectivas que implican la recopilación, el análisis y el estudio de los datos de una red, para determinar su salud en relación con los estándares de cumplimiento de la normativa. La auditoría de red ofrece a las empresas una visión de la eficacia de sus prácticas de control y gestión de la red, especialmente de las políticas y normativas de cumplimiento de la red interna y externa.

Componentes de la auditoría de redes

Dentro de las características de una auditoría de red informática, la auditoría de redes se lleva a cabo a través de un proceso sistemático, que implica el análisis de los siguientes componentes de la red:

  • Implementación del control
  • Gestión
  • Disponibilidad
  • Seguridad
  • Rendimiento

Pasos de la auditoría de red

Una auditoría de red implica la recopilación de datos, la identificación de amenazas y vulnerabilidades, y la elaboración de un informe de auditoría formal, que luego se envía a los administradores de la red. Las auditorías suelen ser realizadas por un auditor de sistemas de información, un analista de redes u otra persona con experiencia en gestión de redes y seguridad informática. Se utilizan técnicas tanto manuales como automatizadas para recopilar datos y revisar el estado general de la red.

A continuación se detallan los pasos comunes de la auditoría de red necesarios para llevar a cabo una auditoría de red completa:

  • Registrar los detalles de la auditoría
  • Asegurarse de que los procedimientos están documentados
  • Revisar el sistema de gestión de procedimientos
  • Evaluar los registros de formación y las operaciones
  • Revisar los parches de seguridad del software de red
  • Revisar la política y el proceso de pruebas de penetración
  • Probar el software
  • Identificar los agujeros del cortafuegos
  • Asegúrese de que los datos sensibles se almacenan por separado
  • Cifrar los discos duros de los portátiles de la empresa
  • Confirme que las redes inalámbricas están protegidas
  • Escanee en busca de puntos de acceso no autorizados
  • Revisar el proceso de supervisión del registro de eventos
  • Elaborar un informe

Lista de comprobación de la auditoría de red

La realización de una auditoría de red es una parte esencial para garantizar la funcionalidad y la fiabilidad de la red de su empresa. Si esto no se convierte en una prioridad, es probable que su red tenga un rendimiento inferior. La siguiente lista de comprobación de la auditoría de la red le guía a través de las consideraciones clave de una auditoría. Al crear una plantilla de auditoría de red, es importante que incluya estos procesos.

Revise su política de “Traiga su propio dispositivo” (BYOD)

Es casi seguro que sus empleados traerán sus dispositivos personales al lugar de trabajo y los conectarán a la red, lo que provoca velocidades más lentas, aumenta la demanda de ancho de banda y expone su red a posibles riesgos de seguridad. Es crucial que esta práctica se gestione con cuidado, empezando por establecer políticas claras y meditadas.

El desarrollo de una política sólida de BYOD plantea algunos retos, como el uso de aplicaciones de terceros no aprobadas, la exposición a redes no seguras y la presencia de hardware desconocido. Al revisar su política BYOD, obtendrá información sobre los dispositivos que se conectan a su red, las vulnerabilidades asociadas y creadas por cada uno de ellos, y quién es responsable de gestionar los dispositivos. Este conocimiento puede ayudarle a minimizar la exposición de la red tanto como sea posible.

Revisar las vulnerabilidades de ciberseguridad de la red

Las vulnerabilidades de ciberseguridad son puntos débiles susceptibles de ser explotados por los hackers que intentan acceder a su red. Estas vulnerabilidades pueden existir en muchos lugares, incluyendo el hardware, el software y su entorno físico. Algunas vulnerabilidades pueden resolverse con un mínimo de tiempo y esfuerzo, pero la identificación y corrección de la mayoría de ellas comienza con una auditoría profesional de la red.

Revisar los problemas de la infraestructura

Su infraestructura de red incluye componentes de software y hardware. El hardware incluye puntos de acceso, conmutadores y cables. El software incluye aplicaciones, sistemas operativos y cortafuegos. Sin embargo, la infraestructura no suele incluir puntos finales como servidores y dispositivos personales.

Es fundamental que examine los patrones de ancho de banda y actualice los parches, ya que esto contribuye al mantenimiento de una infraestructura saludable. Tenga en cuenta que hay otros problemas de infraestructura notables y comunes, como cortafuegos y equilibradores de carga olvidados. Los problemas de esta naturaleza pueden dar lugar a importantes interrupciones en su departamento de TI. Un mapa de la red puede ayudarle a diagnosticar y rectificar estos problemas de forma rápida y eficaz.

Planificar las actualizaciones de la red

La parte más importante de una auditoría de red es lo que se aprende de ella. Tener una lista de comprobación de la auditoría de la red y una plantilla de auditoría de la red es inútil a menos que se rectifique cualquier problema. Las empresas no deben considerar que su trabajo ha terminado una vez que el informe de auditoría de la red ha sido compilado. Este es el momento de determinar si las actualizaciones de hardware y de red pueden mejorar el rendimiento.

Una actualización de la red podría implicar la actualización del cableado, la creación de políticas más claras, la adición de más puntos de acceso o la actualización del cortafuegos. Recuerde que una de las razones más comunes que explican el bajo rendimiento de la red es que su hardware necesita una actualización. Cuando una actualización de la red se planifica e implementa cuidadosamente, puede ayudar a su empresa a resolver los problemas de conectividad y mejorar la experiencia general del usuario.

Entradas similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *