Jueves, 12 Octubre 2017 00:00

Una Descolonización Simbólica

 Una Descolonización Simbólica

 Por Martín Delgado Cultelli.

 El movimiento anti-12 de octubre es uno de los pocos movimientos de escala absolutamente continental en Abya Yala. Aunque no hay mucha coordinación entre las distintas organizaciones, es una causa que moviliza a miles de personas a lo largo de todo el continente todos los años. Incluso hay un movimiento anti-12 de octubre en España, es más el independentismo catalán lo utiliza como forma de protesta contra el Rey y el gobierno de Madrid.

El origen lo podemos ver en los Contrafestejos de los 500 años, en 1992, una ola de protestas y actividades de todo tipo que recorrieron el continente. Es más a partir de esa fecha es que el movimiento indígena se posiciona como un actor clave en el continente. Las continuas movilizaciones, encabezadas principalmente por indígenas y afro-descendientes, desembocaron en modificaciones de los feriados.

 

Comenzó en el 2002 cuando el gobierno de Hugo Chavez rebautizo el feriado como “Día de la Resistencia Indígena” y cambio el monumento de Colón por el de Gauicaipuro, el cacique karibé que lidero una de las más grandes rebeliones contra los españoles en dichas tierras. Siguió Bolivia borrando completamente al 12 de octubre como feriado. Nicaragua por su parte lo rebautizo como “Día de la Resistencia Indígena, Negra y Popular”.

 

Pero no solo el bloque del ALBA hizo modificaciones. Argentina lo rebautizo como “Día del Respeto a la Diversidad Cultural”, Perú como “Día del Respeto a los Pueblos Originarios” y así otros. Incluso en Estados Unidos hay un movimiento contra el “Columbus Day” (así se denomina en USA) y cuenta con el apoyo de varios políticos demócratas. Cabe mencionar que el movimiento en Estados Unidos contra el 12 de octubre es parte de una campaña de organizaciones antifascistas contra los “símbolos del racismo” y que últimamente ha cobrado trascendencia tras los enfrentamientos entre estos y los supremacistas raciales por mantener o no dichos símbolos.

 

A pesar de que la mayoría de los países de la región modificaron el feriado del 12 de octubre y que hay movimientos contrarios en Estados Unidos y en España. Uruguay sigue siendo uno de los países que sigue denominando al 12 de octubre como “Día de la Raza” (en alusión a la “raza hispana”) y sin pronunciamiento de ningún tipo de políticos en contra (como sucede en España y Estados Unidos). Actualmente hay un proyecto de ley en la Comisión de Constitución, Códigos y Leyes del Parlamento para que el feriado del 12 de octubre pase a llamarse “Día de la Resistencia Indígena y Afro-descendiente”. Dicho proyecto fue impulsado por un conglomerado de organizaciones charrúas así como de afro-uruguayos. Sin embargo permanece congelado en el Parlamento. Los debates de la comisión vislumbran como para el progresismo el tema es totalmente secundario mientras que la derecha sigue defendiendo a la “Madre Patria”. Piensan que cuestionar al 12 de octubre es cuestionar al aporte de la comunidad española.

 

Desde las organizaciones impulsoras del cambio se dice que no se esta en contra de los inmigrantes españoles que llegaron en 1890 o de los refugiados que llegaron durante la Guerra Civil Española. Sino que estamos en contra de los Conquistadores del siglo XVI. Estamos en contra de un símbolo del Imperialismo. De un símbolo que justifica el aplastamiento de nuestros pueblos. De un símbolo que habla de jerarquías raciales. Que tener ascendencia europea es mejor que tener ascendencia indígena o afro. Y rechazamos cualquier celebración que provenga del fascismo.

 

Es que el 12 de octubre es la victoria del fascismo. Ya que es una celebración totalmente naturalizada por los Estados y por las sociedades. Y esta naturalización es tan brutal que hasta sectores izquierdistas la tienen. Nosotros queremos derribar los símbolos del Imperialismo y el autoritarismo. Los símbolos de nuestro sometimiento.