Domingo, 04 Febrero 2018 00:00

El Frente Amplio a casi medio siglo de vida

 

El Frente Amplio cumple este 5 de febrero 47 años, casi medio siglo de aquel 5 de febrero de 1971 en que se concretó la tan ansiada unidad de la izquierda uruguaya, donde partidos de izquierda históricos, junto a partidos y sectores progresistas, muchos de ellos desprendidos de los partidos tradicionales, y una muy importante porción de pueblo no sectorizado que se sumó, fundaban este Frente Amplio.

Frente Amplio que supo sortear los embates más duros de la derecha y el imperialismo liderado por EEUU, que llevo a una dictadura donde muchos compañeros dejaron su vida y otros fueron encarcelados por muchos años, toda su dirigencia fue proscrita y un contingente importante tuvo que permanecer en el exilio hasta el final de la misma.

Pero a pesar de todo esto, el FA logro salir fortalecido de la dictadura y siguió creciendo junto al pueblo, trabajadores y fuerzas sociales en general, es así que el año 1990 gana la intendencia de Montevideo, Intendencia que ha seguido gobernando en forma consecutiva ya en cinco períodos. En el año 2005 obtuvo el gobierno Nacional, y ya van tres períodos consecutivos de gobierno nacional, y ha gobeenado en este periodo en ocho departamentos además de Montevideo.

 

El FA nace en 1971 como respuesta a los embates del imperialismo que venia azotando a América latina, que comenzaba a despertar influenciada por la Revolución cubana y donde su mayor logro había sido el triunfo de Salvador Allende en Chile el 4 de Noviembre de 1970, quien gobernó hasta el 11 de setiembre de 1973 que fue asesinado por los militares golpistas, dirigidos desde el pentágono y la CIA.

 

En ese periodo América Latina fue un baño de sangre sin piedad, ante los ataques de una derecha que no se resignaba a perder sus privilegios y el poder desplegado por sus empresas transnacionales resguardados por el dominio hegemónico del imperio Norteamericano.

Pero los pueblos no se doblegan tan fácilmente, y es así que afines de los 80 y principio de los 90, las dictaduras comenzaron a caer y en poco tiempo nuevamente ya sobre el nuevo milenio los gobiernos progresistas comenzaron a surgir en América Latina, luego de que la derecha y sus dictaduras y algunos gobiernos legitimados con elecciones post dictadura, sumieron a los pueblos en el hambre y los países en profundas crisis económicas y sociales.

El FA es uno de los partidos progresistas que a seguido creciendo y mejorando la vida de los Uruguayos desde que es gobierno, sin aún poder realizar cambios estructurales que aseguren estas mejoras, e impidan la posibilidad de un retroceso, que podría atrasarnos el reloj de la historia muchas décadas.

A diferencia de los partidos progresistas de otros países, el Frente Amplio ha sido una innovación en cuanto a la estructura de partidos, tiene un funcionamiento democrático y está conformado por un gran movimiento en el que incluye a frenteamplistas no sectorizados y sectorizados, más una coalición de sectores y partidos. Todos estos integran la dirección y toda la estructura en cantidades iguales de representación.

Esta estructura es la que ha permitido que a pesar de las diferentes coyunturas y vicisitudes el FA haya permanecido unido.

Su inserción en los barrios, y en grupos funcionales a través de sus comité de Base y toda la estructura que se desarrolla a partir de ellos (coordinadoras, PN, MP, Congreso, etc.) a hecho que se mantenga un vinculo partido - pueblo de acción permanente que le da la suficiente fortaleza para mantener la unidad.

Hoy, América Latina está viviendo como en los 70” una arremetida de la derecha que nuevamente quiere abortar el crecimiento de la izquierda tratando de derrocar los gobiernos progresistas. Arremetida que ha tenido éxito en países fundamentales como Brasil y Argentina.

 En los 70” usaron los ejércitos para evitar que la izquierda llegara al poder, hoy utilizan los medios de comunicación y la judicialización de la política que les resulta más efectivo que los ejércitos.

La izquierda ha logrado avanzar en alianzas con movimientos y partidos progresistas que le han permitido llegar al gobierno en países donde habían destruido sus economías y su composición social, sumiéndolos en la pobreza; estos gobiernos progresistas han logrado recuperar las economías y han recompuesto su entramado social, pero sin aún poder lograr cambios estructurales. Es ésta falta de cambios estructurales que hacen vulnerables los avances.

La oligarquía, a pesar de haber crecido junto a la economía de estos países por ser aún los dueños de los medios de producción, al ver peligrar sus beneficios comenzaron a combatir a los gobiernos progresistas desde los medios de comunicación, con la complicidad de los poderes judiciales, el apoyo incondicional de empresas transnacionales y el poder imperial del norte.

Casi cincuenta años después, el Frente Amplio tiene hoy la misma tarea que en 1971, con la diferencia de que hoy debe proteger su gobierno, sus logros, y sobre todo avanzar lo mas rápido posible hacia cambios estructurales que eliminen la posibilidad de retrocesos y aseguren un futuro justo y equitativo para nuestro pueblo.

A su vez tiene la responsabilidad de ser el ejemplo que impulse a los pueblos hermanos a seguir luchando para recuperar lo perdido, a seguir luchando y poder avanzar para quienes aún permanecen sin poder derrotar a la derecha.

 Este 47 aniversario del Frente Amplio debe ser una respuesta de nuestro pueblo en defensa de lo logrado, debe hacer ver y pensar quién es quién en nuestro pueblo, debe proponer claramente sus propuestas que permitan un avance real hacia una sociedad más justa y equitativa.

En estos días está claro que reclama la oligarquía de derecha, donde solicitan que el gobierno elimine los gastos sociales en su gran mayoría destinado a los más pobres y traslade esos dineros para no arriesgar a perder algo de su statu-quo a los mas ricos y así mantener las diferencias de clase.