Jueves, 23 Noviembre 2017 00:00

IV Congreso Izquierda en Marcha

 

     El campo popular latinoamericano debe plantearse las estrategias a seguir, en medio de una arremetida conservadora por parte de EEUU; con golpes director en Honduras, blandos en Brasil y Paraguay, con Macri y Temer haciendo transferencias de dinero a las empresas a costa de subir los precios y recortar beneficios públicos, con mártires en democracia, es que es imprescindible prepararnos para el capítulo uruguayo de contraofensiva.

     Si no ponemos el bloque social de los cambios en función de enfrentar dichas ofensivas empresariales en un corto tiempo, nos encontraremos nuevamente resistiendo a políticas privatizadoras como las llevadas adelante por Gobiernos blancos y colorados.

     En menos de dos años vamos a enfrentarnos a la oligarquía en las urnas. Debemos trazar una camino en conjunto y repensar el momento donde estamos los actores y nuestros aliados, para saber quiénes son nuestros enemigos.

      Es el Frente Amplio la única herramienta capaz de disputar el gobierno y el poder a la oligarquía.     La conjunción de sus bases con las organizaciones del campo popular así como su carácter policlasista, la hacen la única fuerza capaz de enfrentar esta contraofensiva imperial.

     De ahí radica la necesidad que los comité de base así como el plenario nacional tomen el rol que nunca debieron abandonar.

     Para lograr nuestro objetivos es necesario generar una agenda de derechos sociales de impacto, atender todos aquellos que han sido postergados por distintos motivos. En este periodo de Gobierno se hace impostergable el aumento de salario mínimo nacional, dotar de recursos al Ministerio de vivienda, llevar adelante un aumento de la redistribución de la riqueza como un mayor impuesto al patrimonio, llegar al 6% para la educación, entre otras medidas. Si no, no habrá cuarto gobierno frenteamplista.

     Convencidos que la patria es la de Artigas, porque todo tirano tiembla y enmudece ante el paso majestuoso de los hombres libres. Llamamos a redoblar la lucha.

     Puede haber un Uruguay libre y soberano de toda potencia extranjera.

 

     Para todo esto es que existe una izquierda en marcha.

 

     Convocamos a toda la militancia a que él próximo sábado 25 se arrimen a debatir sobre el Uruguay de ayer, el Uruguay de hoy; pero sobre todo el que estamos construyendo para el mañana.

     

    La patria que soñaron los libertadores de Nuestra América la podremos construir los humildes.